HomePrinte-mail: medioambiente@inescop.es
REPERCUSIONES DE LOS PRODUCTOS LIMITADOS O PROHIBIDOS EN LOS CRITERIOS ECOLÓGICOS

1. Sustancias peligrosas en el producto acabado

Cromo (VI)

Este compuesto es un demostrado cancerígeno, además de provocar diversas intoxicaciones y alteraciones por ingestión, contacto e inhalación. Entre las alteraciones que provoca este compuesto se pueden citar: hepatitis, nefritis, alteraciones del olfato, fibrosis pulmonar, cáncer pulmonar, alteraciones de la sangre, etc.

Otro problema asociado al cromo (VI) es que cuando este residuo es llevado a vertedero incontrolado, o vertido sin ningún tipo de control, puede filtrarse en el suelo y llegar a zonas acuíferas, contaminando las aguas para consumo y uso humano, efecto muy negativo debido a la escasez de agua en distintas zonas europeas.

Arsénico, cadmio y plomo.

El arsénico, cadmio y plomo suponen un riesgo en lo referente a la contaminación de aguas, infertilidad de suelos y exterminio de seres vivos.

Los trastornos que provocan estos tres metales son, entre otros, los siguientes:

  • Arsénico (As): bloquea proteínas y provoca cáncer de pulmón y cutáneo, lesiones en la piel, trastornos circulatorios. Alto riesgo de cáncer.
  • Cadmio (Cd): probablemente asociado al cáncer de pulmón. Afecta a riñones y otros órganos vitales, y provoca debilitamiento óseo y disminuye la respuesta inmune.
  • Plomo (Pb): posibilidad de efectos acumulativos. Afecta al sistema nervioso central, retardo en el desarrollo físico y mental y trastornos renales.

Formaldehído

El formaldehído es un compuesto orgánico volátil cuyo comportamiento en la naturaleza es degradarse y no persistir en el ambiente, pero su importancia radica en que se cree que puede tener acción cancerígena y que con frecuencia sufre reacciones con otras sustancias formando compuestos que son también cancerígenos.

El formaldehído causa diversas afecciones como irritación de las mucosas, la conjuntiva, la piel y las vías respiratorias superiores, tanto en su forma gaseosa como de vapor o en aerosol. En contacto directo con la piel provoca costras, piel apergaminada e insensibilidad. Cuando se ingieren o inhalan cantidades mayores, se originan lesiones en el esófago o en la tráquea, dolores en el tracto gastrointestinal, vómitos, pérdida de conocimiento y colapso.

2. Reducción del consumo de agua (solo para curtido de cueros y piel)

Reducción del consumo de agua

El agua es un bien indispensable para el desarrollo de nuestras actividades cotidianas, incluida la industria. En la fabricación de calzado, el mayor consumo de agua se produce en la fase de curtición de la piel. De ahí que los mayores esfuerzos para minimizar el consumo total de agua se centren en esta etapa.

3. Emisiones en la elaboración del material

Demanda Química de Oxígeno (DQO)

La Demanda Química de Oxígeno es la cantidad de oxígeno que requiere la materia orgánica que puede oxidarse. Este parámetro se utiliza para medir el contenido de materia orgánica presente en las aguas residuales.

Una gran cantidad de Demanda Química de Oxígeno, o lo que es lo mismo, una gran cantidad de materia orgánica en las aguas residuales provoca un consumo excesivo de oxígeno en las aguas receptoras que puede conllevar a la muerte de la vida acuática que depende de este oxígeno para vivir, además de producirse diversas reacciones anóxicas (reacciones sin la presencia de oxígeno) que forman diversos compuestos tóxicos y malolientes como el ácido sulfhídrico.

Cromo (III)

El cromo (III) provoca afecciones como conjuntivitis, dermatitis, alteraciones del olfato, etc.

Además, el cromo (III) es un metal pesado que se puede ir acumulando progresivamente en el organismo y en el medio ambiente ya que es bioacumulable, permaneciendo en el medio ambiente durante largos periodos de tiempo en los cuales el metal ni se metaboliza, ni se transforma, ni se destruye.

La limitación de este metal en las aguas, además de un bien ambiental y sanitario, también presenta una ventaja adicional al potenciar la recuperación del cromo (III), utilizado en las tenerías, proporcionando un ahorro en la compra del producto, así como colaborando en la preservación de este recurso.

4. Uso de sustancias peligrosas

Pentaclorofenol

El pentaclorofenol es un biocida que está directamente relacionado con algunos tipos de cáncer, como la leucemia y cáncer de estómago, además de provocar alteraciones en el sistema endocrino, provocar malformaciones congénitas, dañar el hígado, riñón, sistema nervioso, etc.

En la naturaleza el pentaclorofenol es altamente contaminante, sobre todo en lo referente al medio acuático, ya que puede provocar la mortalidad de la vida acuática, y contaminar aguas superficiales y subterráneas de abastecimiento urbano. Además, el pentaclorofenol es un compuesto bioacumulable en el suelo, no pudiéndose degradar y persistiendo en el medio durante largos períodos de tiempo.

Tretraclorofenol

El tetraclorofenol es un biocida que puede ser peligroso para el ambiente, sobre todo en lo que respecta al agua, suelo, mamíferos, peces y plantas. Se sospecha que en el medio acuático pueda provocar gran toxicidad.

En el ser humano, la exposición al tetraclorofenol provoca tos, dolor de garganta, enrojecimiento y dolor de ojos, etc. Además la mezcla de tetraclorofenoles puede causar efectos tóxicos sobre el hígado y sistema nervioso central.

Colorantes azoicos-aminas aromáticas

La contaminación en sí, no es provocada por ciertos colorantes azoicos utilizados en las tenerías, sino por determinadas aminas aromáticas, fruto de la disociación del colorante azoico, las cuales son importantes mutágenos que provocan cánceres muy nocivos.

Además, las aminas aromáticas pueden volatilizarse formando aerosoles tóxicos que pueden ser respirados fácilmente.

Nitrosaminas

Determinadas nitrosaminas presentan actividad mutágena y cancerígena pese a ser química y microbiológicamente biodegradables, es decir, no se acumulan en la biosfera, pero exponerse a estas sustancias puede provocar cáncer, mutaciones severas e intoxicaciones. Esto debe tenerse en cuenta ya que pueden producirse emisiones durante el proceso de vulcanización del caucho.

Cloroalcanos C10-C13

Los cloroalcanos son parafinas utilizadas en ocasiones en el acabado del cuero que provocan efectos muy tóxicos en los organismos acuáticos y efectos nocivos a largo plazo. Estas parafinas no representan un alto riesgo para los trabajadores, consumidores y demás personas expuestas a través del medio ambiente, aunque en determinadas condiciones puede provocar irritaciones en ojos, reacciones alérgicas o sensibilidad en la piel.

Existen varios tipos de cloroalcanos, y entre ellos las cloraminas de cadena corta son las más peligrosas al ser persistentes en el medio, acumularse en los organismos vivos, alterar el sistema hormonal, provocar trastornos en la capacidad reproductiva y actuar en procesos cancerígenos entre otros.

Alquilfenoles etoxilados (APE)

Los alquilfenoles etoxilados se utilizan comúnmente como surfactantes en los tratamientos de superficie. Estas sustancias son altamente tóxicas en los organismos acuáticos, e indirectamente afecta también a los ecosistemas terrestres. Además, los alquilfenoles etoxilados son degradados en el medio ambiente con dificultad, por lo que pueden acumularse y contaminar la cadena alimenticia humana.

 

Sulfonato de perfluorooctano (PFOS)

El sulfonato de perfluorooctano es una sustancia que se utiliza como surfactante. Los PFOS son sustancias muy estables que se degradan con dificultad en el medio ambiente. Además, estos compuestos son muy bioacumulativos y tóxicos. En la actualidad, los PFOS están catalogado como posibles carcinógenos en humanos.

Ftalatos

Los ftalatos están considerados como posibles agentes causantes de cáncer en humanos, pudiendo afectar a hígado y riñones así como al desarrollo de órganos reproductivos.

Biocidas

Los biocidas son sustancias y preparados que contienen una o más sustancias activas destinados a destruir, contrarrestar, neutralizar, impedir la acción o ejercer el control sobre cualquier organismo nocivo por medios químicos o biológicos. Existen diversos tipos de biocidas y cada uno de ellos posee un mecanismo de acción distinto.

Los riesgos para la salud humana se deben a la gran toxicidad de algunos de estos productos, los cuales se caracterizan por su bioacumulación y persistencia. La exposición prolongada a algunos biocidas puede dar lugar a efectos irreversibles tales como carcinogenidad, mutagenicidad y genotoxicidad. Además, algunos biocidas afectan al sistema inmunitario o endocrino de mamíferos, peces o aves.

La diseminación incontrolada de biocidas en el medio ambiente produce la contaminación de suelo y agua, provocando indirectamente la pérdida de biodiversidad.


5. Utilización de compuestos orgánicos volátiles (COV) durante la fabricación del calzado

Compuestos Orgánicos Volátiles

Los compuestos orgánicos volátiles son productos químicos que se evaporan con bastante facilidad, solubles en grasa y tóxicos para la salud del ser humano. Los disolventes irritan la piel y provocan eczemas. Su volatilidad supone que se pueda inhalar fácilmente una gran dosis, lo que crea problemas respiratorios y condiciones neurológicas que van desde la irritabilidad hasta daños cerebrales. Muchos disolventes son cancerígenos y algunos pueden provocar infertilidad y otros problemas de reproducción. Una vez los disolventes entran en el organismo se van acumulando en la grasa debido a su escasa degradablilidad. La exposición, incluso a pequeñas concentraciones, puede llegar a producir daños de larga duración. Algunos COV son inflamables y pueden causar explosiones. Estas sustancias producen mezclas químicas tóxicas cuando arden sin control.

Además los COV ocasionan también varios problemas ambientales ya que contaminan el agua y dañan los ecosistemas naturales. Algunos de ellos contribuyen al deterioro de la capa de ozono mientras que otros, por el contrario, son los responsables de la existencia de ozono en niveles bajos de la atmósfera perjudicando a los pulmones y membranas mucosas, además de dañar los cultivos al alterar el proceso de la fotosíntesis.

6. Consumo de energía

Consumo de energía

En la actualidad, el consumo de energía va asociado mayoritariamente al  consumo de un recurso natural renovable para obtenerla. La energía es necesaria en el sector del calzado principalmente para el funcionamiento de la maquinaria y la iluminación de las instalaciones. Mayoritariamente, la energía proviene de centrales nucleares y de centrales térmicas, y ambas contaminan el medio ambiente por lo que un menor consumo de energía se traduce también en un menor impacto ambiental.

Las centrales nucleares presentan riesgo de fuga de contaminantes radioactivos altamente mutágenos y cancerígenos para la vida, y además suponen la acumulación de los productos radioactivos residuales.

En cuanto a las centrales térmicas, éstas obtienen la energía mediante la combustión de combustibles fósiles produciendo emisiones atmosféricas contaminantes que contribuyen en el llamado efecto invernadero y a la formación de lluvia ácida contaminando agua y suelo.

7. Embalaje del producto acabado

Embalaje de cartón y plástico reciclado

El uso de material reciclado para el embalaje del calzado conlleva a un mayor ahorro en el consumo de energía y materias primas, así como colaborar a que las empresas que se dedican a este tipo de reciclado puedan continuar con su labor de protección del medio ambiente. Además, con la utilización de material reciclado se conseguirá que muchos de los residuos que tenían que ser destruidos vuelvan a tener utilidad evitando así su incineración o deposición en vertedero e influyendo en la reducción del gran volumen de residuos generados.

8. Información en el embalaje

Información sobre el producto y la etiqueta ecológica

Con este criterio se persigue informar al consumidor para que sea consciente de que lo que está comprando es un producto que colabora con la preservación del medio ambiente, algo muy importante ya que, cada vez más, los ciudadanos están tomando conciencia de que es necesario cuidar el entorno para una mejora de la calidad de vida, es decir, se está tomando conciencia de lo que significa el “desarrollo sostenible”. Al mismo tiempo la información facilitada informa sobre buenas prácticas medioambientales que pueden realizar los consumidores para proteger así el medio ambiente.

9. Información que figura en la etiqueta ecológica

Información de la etiqueta ecológica

Con esta información se intenta que el consumidor tenga conciencia de que el producto que ha adquirido es respetuoso con el medio ambiente además de garantizar una seguridad en su uso al carecer de sustancias nocivas para la salud humana y demás seres vivos.

10. Parámetros que contribuyen a la durabilidad

Parámetros que contribuyen a la durabilidad

La durabilidad en un producto se traduce en una menor cantidad de residuos que deben ser gestionados para su eliminación, es decir, que un producto posea una buena durabilidad significa que no existe la necesidad de comprar otro producto a corto plazo, disminuyendo así la cantidad de residuos generados y, por lo tanto, menores serán las influencias negativas que recaerán sobre el medio ambiente. De esta manera, un calzado que posea la ecoetiqueta europea asegura al consumidor que está usando un calzado que cumple con determinados requisitos de durabilidad.









CUADROS DE LOS REQUISITOS DE DURABILIDAD

 

Deportivo en general

Resistencia del empeine a la flexión:
(kc sin daños visibles)

Seco = 100
Húmedo = 20

Resistencia del empeine al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N)
Cuero
Otros materiales

≥ 80
≥ 40

Resistencia de la suela a la flexión:
Aumento de la incisión (mm)
Sge = sin grietas espontáneas

≤ 4
Sge

Resistencia de la suela a la abrasión:
D ≥ 0,9 g/cm3 (mm3)
D < 0,9 g/cm3 (mg)

≤ 200
≤ 150

Adhesión al empeine: (N/mm)

≥ 4,0

Resistencia de la suela al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N/mm)
D ≥ 0,9 g/cm3
D < 0,9 g/cm3

8
6

Inalterabilidad del color en la parte interior del calzado (revestimiento o cara interna de empeine). Escala de gris en fieltro tras 50 ciclos de lavado

≥ 2/3


 

Escolar

Resistencia del empeine a la flexión:
(kc sin daños visibles)

Seco = 100
Húmedo = 20

Resistencia del empeine al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N)
Cuero
Otros materiales

≥ 60
≥ 40

Resistencia de la suela a la flexión:
Aumento de la incisión (mm)
Sge = sin grietas espontáneas

≤ 4
Sge

Resistencia de la suela a la abrasión:
D ≥ 0,9 g/cm3 (mm3)
D < 0,9 g/cm3 (mg)

≤ 200
≤ 150

Adhesión al empeine: (N/mm)

≥ 4,0

Resistencia de la suela al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N/mm)
D ≥ 0,9 g/cm3
D < 0,9 g/cm3

8
6

Inalterabilidad del color en la parte interior del calzado (revestimiento o cara interna de empeine). Escala de gris en fieltro tras 50 ciclos de lavado

≥ 2/3


 

Informal

Resistencia del empeine a la flexión:
(kc sin daños visibles)

Seco = 80
Húmedo = 20

Resistencia del empeine al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N)
Cuero
Otros materiales

≥ 60
≥ 40

Resistencia de la suela a la flexión:
Aumento de la incisión (mm)
Sge = sin grietas espontáneas

≤ 4
Sge

Resistencia de la suela a la abrasión:
D ≥ 0,9 g/cm3 (mm3)
D < 0,9 g/cm3 (mg)

≤ 250
≤ 170

Adhesión al empeine: (N/mm)

≥ 3,0

Resistencia de la suela al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N/mm)
D ≥ 0,9 g/cm3
D < 0,9 g/cm3

8
6

Inalterabilidad del color en la parte interior del calzado (revestimiento o cara interna de empeine). Escala de gris en fieltro tras 50 ciclos de lavado

≥ 2/3


 

Caballero de vestir

Resistencia del empeine a la flexión:
(kc sin daños visibles)

Seco = 80
Húmedo = 20

Resistencia del empeine al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N)
Cuero
Otros materiales

≥ 60
≥ 40

Resistencia de la suela a la flexión:
Aumento de la incisión (mm)
Sge = sin grietas espontáneas

≤ 4
Sge

Resistencia de la suela a la abrasión:
D ≥ 0,9 g/cm3 (mm3)
D < 0,9 g/cm3 (mg)

≤ 350
≤ 200

Adhesión al empeine: (N/mm)

≥ 3,5

Resistencia de la suela al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N/mm)
D ≥ 0,9 g/cm3
D < 0,9 g/cm3

6
4

Inalterabilidad del color en la parte interior del calzado (revestimiento o cara interna de empeine). Escala de gris en fieltro tras 50 ciclos de lavado

≥ 2/3


 

Resistente al frío

Resistencia del empeine a la flexión:
(kc sin daños visibles)

Seco = 100
Húmedo = 20
-20ºC = 30

Resistencia del empeine al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N)
Cuero
Otros materiales

≥ 60
≥ 40

Resistencia de la suela a la flexión:
Aumento de la incisión (mm)
Sge = sin grietas espontáneas

≤ 4
Sge
-10 ºC

Resistencia de la suela a la abrasión:
D ≥ 0,9 g/cm3 (mm3)
D < 0,9 g/cm3 (mg)

≤ 200
≤ 150

Adhesión al empeine: (N/mm)

≥ 3,5

Resistencia de la suela al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N/mm)
D ≥ 0,9 g/cm3
D < 0,9 g/cm3

8
6

Inalterabilidad del color en la parte interior del calzado (revestimiento o cara interna de empeine). Escala de gris en fieltro tras 50 ciclos de lavado

≥ 2/3


 

Señora de vestir

Resistencia del empeine a la flexión:
(kc sin daños visibles)

Seco = 50
Húmedo = 10

Resistencia del empeine al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N)
Cuero
Otros materiales

≥ 40
≥ 40

Resistencia de la suela a la flexión:
Aumento de la incisión (mm)
Sge = sin grietas espontáneas

≤ 4
Sge

Resistencia de la suela a la abrasión:
D ≥ 0,9 g/cm3 (mm3)
D < 0,9 g/cm3 (mg)

≤ 400
≤ 250

Adhesión al empeine: (N/mm)

≥ 3,0

Resistencia de la suela al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N/mm)
D ≥ 0,9 g/cm3
D < 0,9 g/cm3

6
4

Inalterabilidad del color en la parte interior del calzado (revestimiento o cara interna de empeine). Escala de gris en fieltro tras 50 ciclos de lavado

≥ 2/3


 

Moda

Resistencia del empeine a la flexión:
(kc sin daños visibles)

Seco = 15

Resistencia del empeine al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N)
Cuero
Otros materiales

≥ 30
≥ 30

Resistencia de la suela a la flexión:
Aumento de la incisión (mm)
Sge = sin grietas espontáneas

Resistencia de la suela a la abrasión:
D ≥ 0,9 g/cm3 (mm3)
D < 0,9 g/cm3 (mg)

Adhesión al empeine: (N/mm)

≥ 2,5

Resistencia de la suela al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N/mm)
D ≥ 0,9 g/cm3
D < 0,9 g/cm3

5
4

Inalterabilidad del color en la parte interior del calzado (revestimiento o cara interna de empeine). Escala de gris en fieltro tras 50 ciclos de lavado


 

Infantil

Resistencia del empeine a la flexión:
(kc sin daños visibles)

Seco = 15

Resistencia del empeine al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N)
Cuero
Otros materiales

≥ 30
≥ 30

Resistencia de la suela a la flexión:
Aumento de la incisión (mm)
Sge = sin grietas espontáneas

Resistencia de la suela a la abrasión:
D ≥ 0,9 g/cm3 (mm3)
D < 0,9 g/cm3 (mg)

Adhesión al empeine: (N/mm)

≥ 3,0

Resistencia de la suela al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N/mm)
D ≥ 0,9 g/cm3
D < 0,9 g/cm3

6
5

Inalterabilidad del color en la parte interior del calzado (revestimiento o cara interna de empeine). Escala de gris en fieltro tras 50 ciclos de lavado

≥ 2/3


 

Interior

Resistencia del empeine a la flexión:
(kc sin daños visibles)

Seco = 15

Resistencia del empeine al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N)
Cuero
Otros materiales

≥ 30
≥ 30

Resistencia de la suela a la flexión:
Aumento de la incisión (mm)
Sge = sin grietas espontáneas

 

Resistencia de la suela a la abrasión:
D ≥ 0,9 g/cm3 (mm3)
D < 0,9 g/cm3 (mg)

≤ 450
≤ 300

Adhesión al empeine: (N/mm)

≥ 2,5

Resistencia de la suela al desgarro:
(fuerza de desgarro media, N/mm)
D ≥ 0,9 g/cm3
D < 0,9 g/cm3

5
4

Inalterabilidad del color en la parte interior del calzado (revestimiento o cara interna de empeine). Escala de gris en fieltro tras 50 ciclos de lavado

≥ 2/3