HomePrinte-mail: medioambiente@inescop.es
ASPECTOS BÁSICOS
Requisitos

Los criterios ecológicos requieren una serie de estudios científicos que evalúen el impacto ambiental en cada fase del ciclo de vida del calzado. Durante el análisis del ciclo de vida del calzado se tienen en cuenta todos los factores susceptibles de afectar al medio ambiente, empezando por las materias primas que compondrán el producto final, pasando por el proceso de fabricación, distribución, uso y eliminación. También hay que considerar el consumo de energía y recursos naturales empleados, emisiones, residuos, etc.

Además los criterios ecológicos son el resultado de una consulta amplia en el Comité de Etiqueta Ecológica de la Unión Europea (CEEUE), compuesto por todas las partes interesadas: organismos competentes de los Estados miembros, ONG’s de medio ambiente, asociaciones de consumidores y empresarios, sindicatos, PYME’s y distribuidores. Los criterios propuestos por el CEEUE deben ser aprobados por la Comisión Europea antes de que puedan ser utilizados como requisitos para conceder la etiqueta ecológica europea.

En el caso concreto del calzado, el objetivo principal perseguido por los criterios ecológicos es fomentar la limitación de los niveles de residuos tóxicos, de las emisiones de compuestos orgánicos volátiles y fomentar la fabricación de productos más duraderos. Resumidamente se basan en:

  1. Sustancias peligrosas en el producto acabado: cromo (VI), arsénico, cadmio y formaldehído.
  2. Reducción del consumo de agua (solo para el curtido de cueros y pieles).
  3. Emisiones en la elaboración del material: DQO, cromo III.
  4. Uso de sustancias peligrosas: alquilfenoles etoxilados (APE), sulfonato de perfluorooctano (PFOS), pentaclorofenol (PCF), tetraclorofenol (TCF), colorantes azoicos que puedan descomponerse en determinadas aminas aromáticas, N-nitrosaminas, cloroalcanos C10-C13, colorantes clasificados como carcinogénicos, mutagénicos, tóxicos para la reproducción o peligrosos, colorantes clasificados como sensibilizantes para la piel, ftalatos y biocidas.
  5. Utilización de compuestos orgánicos volátiles (COV) durante el ensamblaje de los zapatos.
  6. Consumo de energía.
  7. Embalaje del producto acabado.
  8. Información en el embalaje.
  9. Información que figura en la etiqueta ecológica.
  10. Parámetros que contribuyen a la durabilidad.

Los criterios ecológicos son válidos por un período de tres a cinco años. El Comité de Etiquetado Ecológico de la Unión Europea se encargará de revisar los criterios antes de su expiración. Éstos podrán ser modificados o prolongados en función de la evolución del mercado y del progreso científico y tecnológico. Estas revisiones permiten mejorar el rendimiento ecológico del producto que lleva la ecoetiqueta.